Logo
Imprimir esta página
17 Jun

Hermoso, Oramas, Melchior, Ruano y Belda votaron en contra del nuevo modelo orgánico de CC

Isaac Godoy ha recordado que el partido defiende la "autodeterminación" del Archipiélago.

El nuevo modelo orgánico de Coalición Canaria (CC), que abandona el 'presidencialismo' que tuvo desde su fundación, ha sido votado en contra por históricos nacionalistas de la talla y peso político de Manuel Hermoso, Ana Oramas, Ricardo Melchior, José Miguel Ruano o Alfredo Belda.

Aunque la nueva estructura ha salido mayoritariamente respaldada por 621 votos a favor frente a 254 en contra y cuatro abstenciones, la oposición de estos destacados dirigentes ha evidenciado públicamente la ruptura interna que vive CC y el pulso que mantiene Paulino Rivero con la organización.

Un pulso que ha durado durante toda la madrugada del domingo y que ha culminado en que la ponencia sobre la estrucutra orgánica acabara a las 08:45 horas de hoy, lo que ha motivado que se retrasase durante hora y media la reanudación del V Congreso de los nacionalistas que se celebra en Santa Cruz de Tenerife.

Hermoso, Oramas, Melchior y Ruano no están de acuerdo con la compatibilidad entre los cargos orgánicos y públicos, lo que puede permitir a Rivero presidir la nueva CC, mientras que los llamados renovadores querían que los cargos fuesen incompatibles para impedir que el presidente del Ejecutivo también lo fuera del partido.

Isaac Godoy, ponente de la nueva estructura orgánica de Coalición Canaria, recordó que el partido, que apuesta por "la autodeterminación" de las Islas, necesitaba dotarse de un modelo interno "capaz de
trasladar a la ciudadanía una propuesta nacionalist"a que, por una parte, "mejore las condiciones de vida de nuestro pueblo" y que, por otra, "garantice la conquista de los mayores niveles de soberanía en la gestión y en la toma de decisiones sobre su futuro".

A la ponencia se han incorporado 225 enmiendas, ninguna de ellas del sector liderado por Antonio Castro, que ni siquiera participó en la votación de la ponencia y que es más proclive a que el partido se gestionara con un modelo parecido al de las extintas Agrupaciones Independientes de Canarias (AIC).

Así, la estructura ejecutiva estará formada por una Secretaría General (máximo cargo ejecutivo de dirección), una Presidencia (representativa sin poder ejecutivo), dos Vicesecretarías, una Secretaría Nacional de Organización y una serie de Secretarías Ejecutivas (responsabilidades orgánicas), entre las
que destaca la de Comunicación, que tendrá funciones de portavoz del partido, como órgano de dirección elegido en el Congreso y expresión de un liderazgo claro en la figura de la persona que ostente la Secretaria General.

La máxima responsabilidad orgánica pasa a la figura de la Secretaría General, que dirige política y orgánicamente al partido, responsable de aportar soluciones a sus conflictos, se constituya en la voz diferencial frente al poder ejercido en instituciones, promueva el debate interno y ejerza la proyección política de la organización desde la asunción de las máximas competencias ejecutivas durante un máximo de tres mandatos e incompatible con cualquier otra responsabilidad orgánica.

Valora este artículo
(1 Voto)
© Canarias24Horas S.L. | Todos los derechos reservados.