Logo
Imprimir esta página
15 Ene

El Gobierno inicia los trámites para una nueva Ley de policías para Canarias

Canarias/ Después de casi cuatro años, existe suficiente consenso para tramitar una nueva ley de policías locales de Canarias.

La consejera de Seguridad del Gobierno de Canarias, Nieves Lady Barreto, se comprometió el pasado viernes a iniciar los trámites para tramitar una nueva Ley de Policías Locales de Canarias antes de que finalice esta legislatura.

La decisión fue adoptada en el seno del órgano de coordinación de los 3.200 policías locales de Canarias, que preside la propia consejera, y que está integrado por representantes de los alcaldes a través de la Fecam, representantes de los policías a través de los sindicatos CCOO, UGT, CSIF y asociaciones de jefes de policía de Canarias. Durante el transcurso de la reunión se acordó crear de forma inmediata grupos de trabajo entre la Fecam y el Gobierno con los representantes de los policías.
Para la Federación de Servicios a la Ciudadanía de Comisiones Obreras Canarias (FSC-CCOO) y la Federación de Servicios de la Unión General de Trabajadores (UGT), este acuerdo es un paso "muy importante", pues viene a modificar una ley de policía que tiene más de 20 años, y que no es acorde a las necesidades actuales de los ciudadanos y los criterios de seguridad establecidos por el Ministerio de Interior en relación al nivel 4 de alerta antiterrorista que existe en España desde hace años, dado que el ministerio quiere que las policías locales de toda España se involucren decisivamente para incrementar los niveles de seguridad de todos los ciudadanos y los millones de turistas que nos visitan anualmente.

La FSC-CCOO venía reclamando desde hace cuatro años la necesidad de modificar la actual ley de Policía existente en Canarias desde el año 1997, una ley que no ha evolucionado conforme a la sociedad, quedando muy desfasada y generando multitud de inconvenientes a los Ayuntamientos, funcionarios y por tanto a los ciudadanos, que es a quien finalmente tiene que dirigirse las políticas para incrementar su seguridad.
La FSC-CCOO conjuntamente con la FseUGT han venido desplegando en estos últimos años multitud de iniciativas para que se modifique esta ley que está ralentizando que los ayuntamientos canarios creen más plazas de policías, y por tanto generen empleo estable en nuestra sociedad canaria, dado que en los últimos ocho años, en el conjunto de las policías locales de Canarias, se han perdido casi 300 puestos de trabajo y una merma importante de seguridad en todos los municipios de Canarias como hemos venido denunciando.

FSC-CCOO y FseUGT han mantenido en el último año reuniones con todos los grupos parlamentarios para hacerle ver la necesidad de una nueva ley de policías locales para Canarias, y los máximos representantes en materia de seguridad de los grupos, han mostrado su acuerdo de que la Ley del 97 hay que modificarla y adaptarla a las nuevas exigencias en materia de seguridad que existe en Europa y en especial en nuestras islas, tal y como ya han realizado la gran mayoría de comunidades autónomas en toda España.

Como resultado de estas reuniones, los grupos parlamentarios del Partido Popular, Partido Socialista Canario y Podemos, han venido preguntando e instando en el Parlamento de Canarias a la consejera Nieves Lady Barreto para que presente en el Parlamento un texto de ley, con el fin de estudiarlo y aprobar en esta Legislatura.
Es tal la voluntad de los grupos parlamentarios, de dejar a un lado las diferencias políticas y establecer un acuerdo lo más amplio posible en materia de seguridad, que en los presupuestos de Canarias para este 2018, se incrementó a través de enmiendas el presupuesto en políticas de seguridad en más de un 15% al inicialmente previsto por la consejera, lo que demuestra que nuestros representantes en el Parlamento están siendo conscientes que la seguridad en Canarias es un tema prioritario para mantener los más de 15 millones de turistas que recibimos.

Valora este artículo
(0 votos)
© Canarias24Horas S.L. | Todos los derechos reservados.