Miércoles, 28 de Febrero 2024 

Canarias24Horas.com


More information Cialis Online
21 May

Amador y Pérez se quedan a 100 metros de la cima del Nerika Peak

Juan Diego Amador y David Pérez se quedan con la miel en los labios y se ven obligados a renunciar a la cima del Nerika Peak a escasos 100 metros de la cumbre.

No siempre el esfuerzo se ve compensado con la consecución del objetivo. Amador y Pérez llevan tres semanas trabajando duramente y arriesgando su integridad para intentar coronar una cumbre en el Himalaya, pero el mal tiempo y la dureza extrema del objetivo les han obligado a abandonar.

Los alpinistas empezaron a dar forma a este proyecto desde su expedición a Perú el verano pasado. Allí funcionaron bien desde el principio, hicieron una buena cordada y cada uno complementaba al otro; mientras Amador cuenta con dilatada experiencia en alpinismo de altura y tiene una gran fondo, Pérez es un escalador muy técnico. Las cimas conseguidas en Perú les llevaron a soñar con un reto mayor, nada más y nada menos que intentar una cumbre no coronada.

Las gestiones para buscar el objetivo comenzaron desde septiembre, consultas a amigos, llamadas a la embajada de nepal, estudio de cartografia y un largo etc, hasta que finalmente en diciembre tenían nombre: el Nireka Peak. Se trata de una montaña cercana al macizo del Everest y que Amador ya había visto desde el Campo III del gran coloso. Por delante les quedaban tres meses de entrenamientos y preparativos. Sabían que se enfrentaban a un objetivo en el que las garantías de subir eran mínimas, pues el propio hecho de que una montaña de 6000 metros siga sin ser ascendida habla de su dificultad, pero esa había sido precisamente su principal motivación: la incertidumbre de un terreno por explorar.

Hasta la última crónica todo iba a pedir de boca pues habían logrado equipar la nueva vía hasta los 5.900 metros, aunque los alpinistas manifestaban su preocupación porque estaban encontrándose secciones muy duras de hielo azul cristal y grandes grietas cubiertas por la nieve caída recientemente.

La semana pasada, en cuanto mejoró el tiempo Amador y Pérez se pusieron de nuevo manos a la obra; se habían recuperado físicamente y subieron cargados de motivación. Al llegar a la tienda del Campo I descubrienron que la nieve caída los últimos días había tapado las cuerdas fijas instaladas, por lo que desde el primer momento les llevó un esfuerzo considerable recuperarlas. Aún así ascendieron con rapidez hasta los 5.900 metros.

A partir de aquí el terreno era desconocido nuevamente; porteaban 200 metros de cuerda, seis estacas y seis tornillos de hielo, lo que estimaron suficiente para poder equipar los metros que distaban entre el lugar hasta donde lograron escalar las semanas pasadas y la cima del Nireka.

De nuevo deciden alternarse los largos de cuerda, Amador acomete las primeras rampas de hielo. Las condiciones del terreno se antojaban malas desde el principio; una fina capa de nieve de 10 centímetros cubría el hielo cristal, por lo que los crampones no se fijaban con seguridad y resbalaban cuando se les exigía demasiado. El espesor de la nieve era insuficiente para asegurar con estacas pues a penas se hundían y enchufar un tornillo de hielo suponía limpiar la nieve caída. Ante estas condiciones del terreno la progresión se volvió muy lenta e insegura.

Desde los primeros largos de cuerda fueron conscientes de que llegar a la cumbre sería realmente complicado. Aún así, poco a poco fueron ganando altura. A medida que ascendían les caían trozos de hielo que el viento del norte arrastraba desde la cima. Las condiciones eran duras pero de momento el día estaba despejado.

Rebasados los 6000 metros pudieron divisar la antecima, para su sorpresa un regalo de la geomorfología glaciar: una cornisa de hielo azul que a modo de visera impedía el acceso directo a la cima principal. David Pérez, más experimentado en escalada en hielo toma la iniciativa ahora.

A medida que ascienden el hielo es más duro y frágil, cada vez que clavaban el piolet saltaba un trozo, pero por fin el altimetro supera los 6.000 metros. Siguen avanzando muy lentamente y alternando los largos. Las horas pasan y apenas ascienden 40 metros hasta que montan una reunión a los 6.055 metros en la antecima del Nireka, superados los duros muros de hielo. Por delante adivinan una gran grieta que separa ambas cimas y el muro final que da paso a la verdadera cumbre.
La tienen al alcance de la mano, a escasos 100 metros en línea recta.

Ante esta situación deciden valorar la situación. Estiman que les quedan al menos dos horas de actividad hasta la cumbre, el reloj marcaba las tres de la tarde, el altimetro 6.055 metros y se avecinaban nubes desde el fondo del valle. Lo mas fácil hubiera sido continuar, seguir con las mismas ganas y buen hacer que habían demostrado hasta esa cota, y continuar victoriosos hasta tocar el cielo. Pero lo cierto es que ambos estaban agotados, se les echaba encima el mal tiempo y les restaba un terreno muy técnico y desconocido. Así que con la experiencia acumulada sólo les quedaba un ejercicio, el de la honestidad y humildad de renunciar.

Amador confirma que "este es el momento más duro, renunciar a la cima cuando la tienes al alcance de la mano". A los 6.055 metros y aproximadamente a 100 metros de la cumbre instalan una reunión y una línea de cuerda por la que repelan hasta la sección de rocas. "Durante este tramo de descenso la comunicación se limitaba a las operaciones necesarias para un descenso seguro. El buen humor y la motivación que nos habían acompañado durante estas semanas de repente desaparecieron, quizás también congeladas por el frío glaciar. Permanecimos prácticamente en silencio hasta llegar a la seguridad de la tienda del campo alto. Allí nos miramos y cada uno fue testigo de como al otro le brotaban lágrimas bajo las gafas de sol: era el momento de descargar la tensión y la frustración que supone no culminar".

Amador y Pérez permanecieron en el campo de altura valorando la posibilidad de un nuevo intento, consultaron la meteorologia y ante la inminente llegada de un nuevo frente decidieron bajar campo base y emprendieron el camino de vuelta.

Al cierre de esta edición los expedicionarios empezaban el descenso de 70 kilometros andando hasta Lukla, para desde allí volar a Katmandu.

Amador manifestaba sentirse muy frustrado porque nunca ha abandonado tan cerca de una cima y con un trabajo tan bien hecho, pero afirmaba sentir una gran satisfacción por haber luchado duramente por este ambicioso reto. Son conscientes de que aunque les ha faltado la guinda, han tenido la suerte de estar en el corazón del Himalaya, intentando una cumbre virgen, en solitario y llegando a los 6.055 metros, pero sobretodo, de tener la fortuna de regresar más amigos aún, sanos y salvos, y con un montón de retos por intentar en la mochila.

Amador quiere dedicar su esfuerzo a todos los que les siguen, a su familia y amigos, y fundamentalmete a quienes les han echado una mano para que este nuevo proyecto pudiera funcionar: Trangoworld, Ayto. de La Laguna, Cabildo Insular de Tenerife y Dir. Gral. de Deportes.

Al alpinista le quedan diez dias para poder regresar a la capital de Nepal, por lo que estima su llegada a Tenerife en torno al 1 de junio.

Valora este artículo
(0 votos)

En Portada

  • 1
  • 2
  • 3
Prev Sig
El Cabildo aprobará la emergencia hídrica para la Isla en el próximo Pleno

El Cabildo aprobará la emergencia hídrica para la Isla en el próximo Pleno

Tenerife | Sin comentarios

Tenerife/ El grupo de gobierno presentará una moción en la sesión del ...

El Cabildo realiza obras de mejora en la travesía urbana de la TF-226 en La Esperanza

El Cabildo realiza obras de mejora en la travesía urbana de la TF-226 en La Esperanza

Tenerife | Sin comentarios

Tenerife/ Los trabajos, que se realizarán en dos fases, implicarán el ...

El SUC asiste a una mujer afectada en el incendio de una vivienda en Tenerife

Sucesos | Sin comentarios

Tenerife/ Avenida Familia de Betancourt y Molina, municipio de Puerto ...

Dos personas graves tras el incendio de una vivienda en Gran Canaria

Sucesos | Sin comentarios

Gran Canaria/ En calle Santa Clara, barrio de Santidad, Arucas. Valor...

El Cabildo impulsa la investigación en enfermedades tropicales y emergentes

El Cabildo impulsa la investigación en enfermedades tropicales y emergentes

Tenerife | Sin comentarios

Tenerife/ El Salón Noble acoge el acto de conmemoración del décimo ani...

El auge de los cruceristas en Canarias: Crecen hasta el 22% en el último año

El auge de los cruceristas en Canarias: Crecen hasta el 22% en el último año

Turismo | Sin comentarios

Canarias/ El crucero emerge como una opción de viaje cada vez más popu...

Un motorista herido grave en una colisión en Tenerife

Sucesos | Sin comentarios

Tenerife/ Autopista TF-4, pk. 2, sentido Sur, municipio de Santa Cruz ...

Basilio Valladares, Eduardo Aznar y Gonzalo González, Premios Canarias 2024

Basilio Valladares, Eduardo Aznar y Gonzalo González, Premios Canarias 2024

Sociedad | Sin comentarios

Canarias/ Gonzalo González, en la modalidad de Bellas Artes e Interpre...

Diseñado por CUADRADOS · Estudio de diseño web en Canarias

© Canarias24Horas S.L. | Todos los derechos reservados.