Logo
Imprimir esta página
28 Ago

ANC recrimina al alcalde de Santa Cruz su poca seriedad con el transporte público

Santa Cruz de Tenerife/ Su posicionamiento público respecto a los vecinos del Distrito Suroeste es otro agravante discriminatorio con los santacruceros de Anaga.

Para ANC el abandono que sufren en el macizo de Anaga los vecinos parece agravarse cada vez que Bermúdez habla de temas vecinales, evidenciando lo mal que se hacen las cosas en esta parte del municipio de Santa Cruz.

La preocupación mostrada con la línea 217 de Tincer, cuyo recorte ya denunció la organización de izquierda nacionalista, cuando se trata de una línea compartida entre La Laguna y Santa Cruz, y que demuestra la poca coordinación entre los dos alcaldes de coalición, suena a campaña mediática electoralista donde echamos en falta la gestión oficial con Titsa y el Cabildo. Mientras que los vecinos de una importante parte del municipio vemos como sigue faltando transporte público, cuando no es insuficiente, ante la indolencia de la alcaldía.

Para ANC, la insuficiencia en las frecuencias y el corto horario de la línea Santa Cruz - Taganana en responsabilidad de Titsa y la pésima gestión que adolece de previsión para cubrir la demanda de la temporada estival y la necesaria cobertura de los horarios comerciales. Pero la necesaria mejora vial, que permitiría marquesinas en los núcleos poblacionales de Taganana y Almáciga, así como extender la línea 1,5 kilómetro más, es responsabilidad del ayuntamiento capitalino y dice del abandono que sufren los vecinos y el poco interés de Bermúdez por esta población y por adecentar y dignificar mínimamente la calidad de vida de los santacruceros de Anaga.

Desde Alternativa Nacionalista Canaria pensamos que la línea de Tincer nunca se debería haber recortado, pero que la alcaldía de Santa Cruz ha de tomar las medidas mínimas con la costa de Taganana, adecuando la carretera para permitir unas marquesinas en las paradas de guaguas, que el transporte público llegue hasta el caserío de Benijo, donde los vecinos ya han preparado un viradero, y -llegado el caso- se instalen los guardias muertos que se prometieron hace tanto.

Valora este artículo
(1 Voto)
© Canarias24Horas S.L. | Todos los derechos reservados.