Logo
Imprimir esta página
04 Sep

El Hospital Dr. Negrín aumentó un 17,63% el número de procedimientos quirúrgicos con anestesia en 2017

Las Palmas de Gran Canaria/ El Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín, centro adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, a través del servicio de Anestesia y Reanimación, realizó en 2017 un total de 10.340 procedimientos quirúrgicos con anestesia, lo que implica un 17,63% de incremento respecto al año anterior, así como 2.132 procedimientos no quirúrgicos con anestesia, lo que supuso un aumento del 4,72% en relación a 2016. Del total de intervenciones quirúrgicas realizadas en 2017, cifradas en 13.786, el 75% requirieron del trabajo del servicio de Anestesia y Reanimación.


De los 10.340 procedimientos quirúrgicos con anestesia realizados el pasado año, 5.687 fueron intervenciones programadas con hospitalización, 2.521 intervenciones programadas ambulantes y 2.084 intervenciones urgentes con hospitalización. También se realizaron un total de 48 intervenciones urgentes ambulantes con anestesia.
La anestesiología es la ciencia médica que se ocupa del cuidado global del paciente quirúrgico antes, durante y después de la cirugía. Se encuentra en continuo crecimiento y con gran necesidad de profesionales, dado que se trata de una especialidad central y clave en los hospitales ya que su ámbito de trabajo incluye otras muchas áreas de actuación, además de los quirófanos, entre las que destacan el tratamiento del dolor y los cuidados intensivos postoperatorios, así como la atención a las situaciones de emergencia dentro y fuera de los hospitales. También desempeña un papel importante en un área en continua expansión como la atención a procedimientos diagnósticos/terapeúticos en áreas fuera de quirófano.
Los médicos anestesiólogos representan un papel central en los hospitales, tanto dentro como fuera de las áreas quirúrgicas. Dentro del quirófano, su trabajo va mucho más allá de 'dormir' a los pacientes, puesto que protegen y regulan las funciones vitales básicas del paciente durante la cirugía. Su trabajo resulta de vital importancia para la seguridad y el buen desarrollo de la intervención. También diagnostican y tratan problemas médicos que pueden ocurrir durante la propia cirugía o en el postoperatorio. Estos especialistas insisten en que es fundamental informar a los pacientes que se van a enfrentar a una intervención quirúrgica con el objetivo de evitar la inquietud y el miedo que, generalmente, genera la anestesia.
Diferentes modalidades
Existen diferentes opciones anestésicas como son: general, regional y sedación. Durante la anestesia general, el paciente permanece inconsciente y no recibe ningún tipo de sensación, el anestesiólogo calcula permanentemente las dosis para ajustar el nivel de anestesia a las necesidades de la intervención y a las características de cada paciente. Además, emplea una serie de técnicas para mantener la respiración y la circulación dentro de los límites normales, asistido por un sofisticado equipo electrónico de monitorización.
Por otra parte, si se realiza anestesia regional, el paciente permanece despierto o con una sedación ligera, pero no recibe sensación dolorosa alguna. Las técnicas más empleadas son la epidural y la espinal (también llamada raquianestesia), en las que se inyecta anestésico en el canal medular mediante una punción en la espalda y se anula la sensibilidad de la parte baja del cuerpo.

Valora este artículo
(0 votos)
© Canarias24Horas S.L. | Todos los derechos reservados.