Logo
Imprimir esta página
30 Nov

El RC Náutico cae ante el líder

Tenerife/ La entidad nauta fue doblegada en casa por el invicto filial del Real Madrid Baloncesto.

La Marea no pudo reanudar la senda del triunfo en su retorno al Pabellón RCNT. El equipo tinerfeño adoleció de su mejor versión en una de las citas más exigentes del campeonato, frente a uno de los grandes favoritos, actual líder de la conferencia con pleno de triunfos: el filial del Real Madrid Baloncesto (61-86).

Los nautas aguantaron con la cabeza alta en un primer cuarto bastante atractivo para el espectador, plagado de alternativas y mucho tiempo de juego activo sin apenas interrupciones en pista. Sin embargo, los errores en el segundo cuarto condenaron a una desventaja insalvable a la vuelta de vestuarios, donde volvió a brillar el trío principal blanco: Tristán Tsalikis, Matteo Spagnolo y Urban Klavzar. Igualados en el tiro de dos, los tinerfeños perdieron el pulso en el lanzamiento de triples –doce créditos menos- y en el lanzamiento de tiros libres –trece menos-, con un doble dígito de David Fischer (13) Saulo Román (11) que fue insuficiente para contrarrestar el caudal ofensivo visitante.

No obstante, el RC Náutico firmó un inicio prometedor. Una primera manga de alternativas donde los de Susma Rodríguez midieron bien el pulso a los pupilos dirigidos por Mariano de Pablos. El base italiano, Spagnolo, hacía de las suyas en el juego interior, pero Saulo Román respondía con eficiencia en unos diez primeros minutos de alto nivel.

Fue un juego atractivo, de tanteo alto. Los madridistas firmaron un parcial de 0-5 para cobrar la primera ventaja (5-11), pero el roster santacrucero tiró de paciencia hasta encontrar su momento. Un intercambio de golpes de donde no salió nada mal parado, bien secundado por el danés Fischer y Danilo Brnovic en el aparato de asistencias. Solo Tsalikis, forzando un tiro libre sobre la bocina, permitió una mayor diferencia visitante (19-23).

Los problemas crecieron a raíz del segundo cuarto. Ahí, el Real Madrid Baloncesto castigó los errores no forzados del RC Náutico, quien además pecó de una falta de acierto –nueve puntos- que fue insalvable de ahí al final. Todo lo contrario que su rival, pues anotó su mejor ratio de puntos del partido en esta fase. Núñez García tomó el relevó anotador de su compañero Spagnolo, siendo uno de los factores diferenciales. Y en la pintura, castigaba Tristán Tsalikis ante la incapacidad de encontrar soluciones en el rebote por parte de La Marea. La diferencia fue creciendo con un primer parcial de 2-11. Además, Klavzar empezó a entonar su buena mano desde el tiro exterior para otorgar puntos fáciles que hicieron aún más cuesta arriba la remontada (28-50).

Susma pidió agresividad a sus jugadores, que dieron un paso adelante para sacar su orgullo. Nunca estuvo cerca, pero el ahínco estuvo presente en las diferentes unidades sobre el terreno de la Avenida Anaga. Así, la escuadra nauta mantuvo la compostura en los dos últimos cuartos, maquillando una desventaja que llegó a alcanzar los 30 puntos de diferencia.

Sin tiempo que perder, dentro de un sistema de competición corto, el RC Náutico piensa en la siguiente visita para el mes de diciembre ante un rival directo: el Lujisa Guadalajara Basket.

RC Náutico Tenerife (61): Okafor Augustin (7), Manu Miranda (2), Jorge del Pino (1), Saulo Román (11), Alberto Hernández (3), Álvaro Gómez (0), Danilo Brnovic (4), Juanan García (0), José Quintero (6), David Fischer (13), Guillermo Díaz (7) y Fallou Niang (7).

Entrenador: Susma Rodríguez.

Real Madrid Baloncesto (86): E. Ndiaye (7), Sole Mouratay (7), U. Klavzar (13), Aquino Silva-Brito (3), M. Spagnolo (12), N. Cebrián (3), Tristan Tsalikis (13), H. Veesaar (5), Núñez García (11), P. Bartolomé (5), H. Santa Cruz (0), A. Garuba (7).

Entrenador: Mariano de Pablos.

Parciales:

19-23
8-26
20-22
13-15

Incidencias: Encuentro correspondiente a la cuarta jornada del grupo B-B de Liga EBA, disputado en el Pabellón RCNT, a puerta cerrada.

Valora este artículo
(0 votos)
© Canarias24Horas S.L. | Todos los derechos reservados.