Lunes, 15 de Agosto 2022 

Canarias24Horas.com


More information Cialis Online
21 Ago

Las joyas de los egipcios eran de origen extraterrestre

La civilización egipcia, que siempre ha cautivado y maravillado al mundo y que aún inspira multitud de investigaciones. Esta civilización que se supone que saltó de la caza y la recolección, a la construcción de las grandes pirámides en tan solo un siglo. Sí, esas pirámides que confunden a propios y extraños, por sus descomunales medidas, su perfección, su perfecta alineación astronómica y la incapacidad de los arqueólogos actuales para dar una explicación plausible, de como se construyeron y de que tipo de tecnología sería necesaria para diseñarlas y levantarlas.

Hoy en día, nos costaría repetir tal hazaña arquitectónica. Del mismo modo que otras culturas, la egipcia nos habla de los antiguos dioses que les legaron los conocimientos y la sabiduría de la civilización. Les instruyeron en cultivo, pastoreo, matemáticas, arquitectura e ingeniería, leyes, arte... Una historia calcada a la de las antiguas civilizaciones de América del Sur ¿Existe alguna conexión entre el antiguo Egipto y las civilizaciones precolombinas? Antiguas estatuas precolombinas, demuestran una similitud muy sospechosa con el antiguo Egipto, una posible conexión entre estas culturas. Pero ¿Existen huellas de estos antiguos Dioses, que nos permitan afirmar más allá de los mitos (que acostumbra a ser conocimiento verídico transmitido por vía oral), que los dioses extraterrestres estuvieron en el Antiguo Egipto de la misma forma que estuvieron en Sudamérica?. Se han encontrado vestigios egipcios en todo el mundo, incluido América o Australia. Los barcos aymaras del Titicaca en Bolivia son idénticos a los egipcios.

En el Gran Imperio de la Atlántida se difundió toda la cultura egipcia por todo el mundo: esta es la explicación. Existen muchas conexiones intercontinentales, otra muestra de ello es el análisis estructural del encaje entre bloques en la construcción de estas esquinas. Igual que en los yacimientos de las culturas precolombinas se han encontrado cráneos anómalos, en la antigua cultura egipcia uno de los más grandes faraones Akhenaton, que reino de c. 1353 a 1338 a. C, es representado con una cabeza extrañamente alargada. Los antiguos faraones de Egipto, decían proceder del linaje directo de los Dioses. ¿Pudo manifestarse en este faraón la genética de los Dioses, el ADN de los Elohim?. De la misma forma que Akhenaton, su esposa Nefertiti tenía un cráneo extraño alargado, fruto de su especial herencia genética. Además el faraón poseía otra característica anómala, tenía un cuerpo extrañamente afeminado. ¿Pudo ser el faraón alguna especie de andrógino?

Ahora, investigadores han demostrado que abalorios de hierro de antiguos egipcios que se encuentran en el Museo Petrie del 'Universtity College of London' (UCL), en Reino Unido, se elaboraron a partir de piezas de meteoritos, en lugar de mineral de hierro. Los objetos, que tienen su origen en el espacio exterior, también fechan con anterioridad la aparición de la fundición de hierro en dos milenios. El profesor Thilo Rehren, arqueólogo de UCL en Qatar y autor principal del artículo, dijo: "La forma de los abalorios se obtuvo mediante forja y laminación y lo más probable es que involucrara múltiples ciclos de martilleo y no se realizara por las técnicas tradicionales de trabajo de la piedra como tallar o perforar que se utilizaron para las otras cuentas que se encontraron en la misma tumba". Extraídas de excavaciones en 1911, en un cementerio predinástico cerca de la aldea de el-Gerzeh, en el Bajo Egipto, las cuentas ya estaban completamente corroídas cuando fueron descubiertas.

Como resultado, el equipo utilizó métodos de rayos X para determinar si los abalorios eran en realidad hierro meteórico y no magnetita, que a menudo se puede confundir al tratarse de hierro corroído con propiedades similares. Gracias a la exploración de las cuentas con haz de neutrones y rayos gamma, el equipo fue capaz de revelar su textura única y alta concentración de níquel, cobalto, fósforo y germanio, que sólo se encuentra en pequeñas cantidades en derivados de mineral de hierro, que son características del hierro meteórico, sin tener que intentar un análisis invasivo que podría dañar estos raros objetos. ¿Podría abrir esto la puerta a especular sobre un origen no terrestre de esta maravillosa civilzación?. Probablemente no.

Valora este artículo
(0 votos)
Aurea Gutierrez

Aurea Gutierrez
Divulgadora Científica – Crónicas Aureas

Sitio Web: cienciacronica.wordpress.com/

Diseñado por CUADRADOS · Estudio de diseño web en Canarias

© Canarias24Horas S.L. | Todos los derechos reservados.