Viernes, 3 de Diciembre 2021 

Canarias24Horas.com


More information Cialis Online
27 Ago

Híbridos humanos; de Oliver a los Robots

Humancé (también humanzee, manpanzee o chuman) es un término usado para referirse a los híbridos hipotéticos entre humano y chimpancé y, particularmente, a un peculiar simio de nombre Oliver que fue popularizado en los años 1970 como un posible híbrido auténtico. Supuestamente, Oliver presentaba características excepcionales en un simio, como su costumbre de caminar siempre erguido como los humanos y su gran inteligencia.

Esto hizo de Oliver un enigma para la ciencia y también, por desgracia, una sometida estrella del show business y del morbo del público. Un episodio del programa Unsolved History, transmitido por Discovery Channel el 27 de marzo de 1998, se refirió a la historia de Oliver y mostró los videos que corroboraban su existencia real y su extraña conducta que lo hacía diferente de los chimpancés. Oliver ya no vive y se encontraba bajo el cuidado de la institución Primarily Primates de Texas. Las pruebas genéticas realizadas a Oliver revelaron primeramente que tenía cuarenta y siete cromosomas (uno más que un ser humano y uno menos que un chimpancé). El número impar de cromosomas sugeriría fuertemente una hibridación de una cierta clase. Pero posteriormente, luego de varias pruebas que se contradecían entre sí, los análisis que se realizaron en la Universidad de Chicago concluyeron que, a pesar de la apariencia y conducta extraña de Oliver, se trataba de un chimpancé y no de un híbrido, ya que tenía el mismo número de cromosomas que los chimpancés normales. Así, estos estudios descartaron la hipótesis del híbrido pero no descartaron las hipótesis del simio mutante o de de la especie desconocida, así como tampoco descartaron que se tratase de un chimpancé común con alguna combinación casual de rasgos poco usuales. Posteriormente se realizaron dos estudios más específicos para conocer la naturaleza más específica de los padres de Oliver, a través de analisís del ADN mitocondrial (origen materno) y de Cromosoma Y (origen paterno), descubriendo una pequeña mutación en el ADN mitocondrial y concluyéndose que sus padres están relacionados con chimpancés de África central. Queda actualmente como interrogante la explicación sobre su particular bipedismo y morfología, además de otras características que se le atribuyeron a este chimpancé.

Ahora, el catedrático de Trabajo Social y Servicios Sociales de la UNED, Antonio López, ha publicado los resultados de una investigación en un libro bajo el título 'La brecha robótica. ¿Una nueva frontera en el siglo XXI?', en el que asegura que la hibridación entre humanos y robots que, a su juicio, será una realidad generalizada en "poco más de una década", "provocará desigualdades sociales, económicas y culturales." Así, López destaca en su trabajo que la tecnología robótica provocará cambios que, en 2025, no solo permitirán "alcanzar niveles de automatización cada vez más altos en sector tradicionales como el automovilístico, y en sectores clave como el de seguridad y defensa" sino también "alcanzar niveles de automatización superiores al 50 por ciento en numerosos ámbitos del sector industrial y del sector servicios". El investigador ha recordado como, en la actualidad, la brecha digital "ha contribuído en muchas ocasiones a reforzar las jerarquías y desigualdades existentes" y ha mostrado su preocupación ante la posibilidad de que la inclusión de tecnología robótica provoque que haya "ganadores y perdedores, con personas que no puedan o quieran adaptarse". Por ello, recomienda en su última obra que se "tome conciencia" del modo en que se desarrolla la tecnología, a fin de que reflexionar sobre cómo configurarla para generar mayor inclusión social.

Aurea Gutierrez

Valora este artículo
(0 votos)
Aurea Gutierrez

Aurea Gutierrez
Divulgadora Científica – Crónicas Aureas

Sitio Web: cienciacronica.wordpress.com/

Diseñado por CUADRADOS · Estudio de diseño web en Canarias

© Canarias24Horas S.L. | Todos los derechos reservados.