Sábado, 16 de Octubre 2021 

Canarias24Horas.com


More information Cialis Online
28 Ago

La Luna es el único satélite natural de la Tierra y el quinto satélite más grande del Sistema Solar. Es el satélite natural más grande en el Sistema Solar en relación al tamaño de su planeta, un cuarto del diámetro de la Tierra y 1/81 de su masa, y es el segundo satélite más denso después de Ío. Se encuentra en relación síncrona con la Tierra, siempre mostrando la misma cara a la Tierra.

El hemisferio visible está marcado con oscuros mares lunares de origen volcánico entre las brillantes montañas antiguas y los destacados astroblemas. A pesar de ser el objeto más brillante en el cielo después del Sol, su superficie es en realidad muy oscura, con una reflexión similar a la del carbón. Su prominencia en el cielo y su ciclo regular de fases han hecho de la Luna una importante influencia cultural desde la antigüedad tanto en el lenguaje, como en el calendario, el arte o la mitología. La influencia gravitatoria de la Luna produce las mareas y el aumento de la duración del día. La distancia orbital de la Luna, cerca de treinta veces el diámetro de la Tierra, hace que tenga en el cielo el mismo tamaño que el Sol, permitiendo a la Luna cubrir exactamente al Sol en eclipses solares totales. Hasta el año 2009 se debatió en la comunidad científica la posible existencia de agua en la Luna. El ambiente selenita hace casi imposible la presencia de agua: a no ser en forma cristalizada microscópica en las rocas, la existencia de agua líquida es prácticamente imposible, ya que en la mayor parte de la superficie lunar las temperaturas suelen superar holgadamente los 100° C (temperatura a la cual el agua cambia a gas). Esto y la falta de una atmósfera implican que toda agua expuesta al ambiente lunar típico se sublime y que sus moléculas se fuguen al espacio. Sin embargo dos descubrimientos, uno en 1996 por parte de la sonda Clementine, y otro en 1998 debido al Lunar Prospector detectaron imprevistas presencias de hidrógeno en los polos lunares

Ahora sabemos que la composición de ciertos minerales de la superficie lunar evidencia que existe agua en el interior del astro, según sugieren nuevas investigadores de la NASA . Así, gracias a los datos recogidos por la 'Moon Mineralogy Mapper' de la NASA (M3), instrumento que porta la nave espacial 'Chandrayaan-1' de la Organización de Investigación Espacial de la India que obtiene el mapa minerológico del astro, se ha encontrado una cantidad significativa de hidroxilo, que se obtuvo al separarse un átomo de hidrógeno de agua procedente de debajo de la superficie lunar", según ha explicado uno de los geólogos participantes de la Universidad de Física Aplicada Johns Hopkins, Rachel Klima. Según ha indicado la organización, ya se conocía la existencia de hidroxilo en las rocas recogidas por la nave Apolo y en los polos lunares, pero al ser minerales muy expuestos se supuso que el agua de la que procedía vino de la Tierra o había sido traída por el viento solar.

Aurea Gutierrez

Valora este artículo
(0 votos)
Aurea Gutierrez

Aurea Gutierrez
Divulgadora Científica – Crónicas Aureas

Sitio Web: cienciacronica.wordpress.com/

Diseñado por CUADRADOS · Estudio de diseño web en Canarias

© Canarias24Horas S.L. | Todos los derechos reservados.