Viernes, 1 de Julio 2022 

Canarias24Horas.com


More information Cialis Online
19 Dic

El Auge de los Nacionalismos de Izquierda.

Nuestra sociedad está reivindicando y pidiendo un cambio, eso ya no se le escapa a nadie, ni siquiera al sector más conservador de cierto partido que acapara el poder actualmente en el Estado español.

Se pueden enumerar muchos factores que han dado lugar a un impulso, por llamarlo de esta manera, de los extremos de opciones ideológicas diferentes a las tradicionales que se alternaban en el poder para dar avance a partidos alternativos y de izquierdas como hace unos días se discernía en una charla-coloquio celebrada en la sede de Nueva Canarias en Las Palmas de Gran Canaria sobre este fenómeno en auge en la sociedad organizado por los jóvenes nacionalistas de esta ciudad.

La crisis está pasando factura de muy diversas y variadas formas en el panorama social, pero también en el plano político y sin precedentes en nuestra historia democrática. Estamos viviendo un periodo de desafección por y con todo aquello relacionado con la política. Fuerzas políticas como el PSOE se desmoronan y otras que se creen líderes, como puede ser la derecha o extrema derecha convertida en partido neoliberal, como el PP, desciende en número de votos en comunidades históricas como Galicia, aunque por una injusta ley electoral le lleve a ganar más diputados en la Xunta de esta comunidad, con lo cual queda demostrado que las fuerzas centralistas, españolistas, están perdiendo su carácter predominante de una forma paulatina a la vez que veloz. Este hecho se verá incluso magnificado con la política abrasiva que está realizando el PP en el Estado español y que está atacando directamente a nuestra nación canaria. Aprovechando el tirón, están sacando su armamento ideológico más conservador y neoliberal, intentando imponerlo en nuestra sociedad a toda costa, supeditados a una mayoría absoluta que para muchos es efímera. Por otro lado, la aparición de movimientos sociales como el 15M, o el más reciente de STOP Desahucios, han destapado esta desafección por la política que está poniendo en entredicho los pilares de nuestra sociedad democrática tal y como la concebíamos en la actualidad.

Pero ante todo esto, debemos hacer referencia a la subida enérgica e impetuosa de fuerzas alternativas, fuerzas de izquierda y en muchos casos nacionalistas. Son casos como la AGE, Asamblea Gallega de Esquerda, que ha consiguido 9 diputados en las últimas elecciones gallegas; el gran avance de Ciutadans, que pasa de 3 a 9 escaños en el parlamento catalán; la recogida masiva de votos por parte de ERC, o la irrupción del CUP con 3 diputados en las recientes elecciones catalanas. O pongamos como ejemplo, también, el caso de los nacionalismos en el País Vasco que han arrebatado el poder a los partidos estatales que gobernaban en alianza hasta hace poco.

La radicalización, llámese a la segmentación del voto, que huye del centro, es algo ya palpable y que se está haciendo efectiva en las distintas citas electorales recientes, más allá de debates independentistas como el presentado por Mas en Catalunya, pero que, a la muestra de los resultados, le salió rana. Fijemos nuestra mirada pues en un país como Grecia, donde un partido de carácter neonazi tiene la llave del poder en el país heleno. La indeterminación del pueblo a la hora de votar por las mayorías conocidas se está traduciendo en una secularización del voto extremista que en casos como éste pueden denostar la sociedad de un país.

Esta cuestión puede ser interpretada y discutida de mil y una formas, no cabe duda, pero lo que está más que claro a estas alturas del partido, es que nuestra sociedad, nuestra gente, y en particular nuestra nación canaria, están siendo castigadas y sometidas por los partidos españolistas que la han usado a su antojo durante mucho tiempo, mientras se contentaba a CC para que éste le bailara el agua, lo que ha producido un desgaste en el sentir Canarias como nación. La sociedad está reivindicando -lo vemos diariamente en nuestras calles en forma de manifestaciones, concentraciones, huelgas,...- algo distinto al dictado de los mercados, de Angela Merkel, del FMI, del BCE, y de toda la tropa que, para nosotros, nos queda muy lejana.

Es este un tema interesante que Nueva Canarias no ha dejado a un lado, convirtiéndose en un referente en el último congreso de esta formación celebrado el pasado mes de noviembre, pasando a ser la fuerza política referente en este cambio.

En el reciente congreso de NC, se aprobaron una mayoría de ponencias ideológicas y políticas de marcado carácter nacionalista, que a su vez están muy enraizadas en la política actual que demanda esta sociedad, incluyendo a los jóvenes, como no iba a ser de otro modo, pero dando un claro giro hacia la izquierda, más progresista, más social, ecológico, plural, paritario, participativo... porque sí, se puede, y cabe la posibilidad en un Estado como el nuestro, ser nacionalistas y de izquierdas, pero eso merece un análisis más amplio y discernido.

Es hora de aglutinar pensamientos, visiones distintas, engrasar herramientas, engranar mecanismos, todo ello con el fin de incrementar la participación de todos y todas los-as que quieran expresar su opinión, aportar su realidad, en esta opción de cambio, de progreso, que entiende que existen alternativas para salir de esta situación y de que es posible conseguirlo, pero eso pasa por fortalecer, entre otras muchas cuestiones, la unidad, el sentimiento de canariedad, que siempre ha sido característico en nuestra tierra.

Minerva Alonso

Valora este artículo
(0 votos)

Diseñado por CUADRADOS · Estudio de diseño web en Canarias

© Canarias24Horas S.L. | Todos los derechos reservados.