Lunes, 27 de Junio 2022 

Canarias24Horas.com


More information Cialis Online
21 Feb

Desde el punto de vista de la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Canarias, por su pésima gestión sanitaria y de salud pública, además de por su continua falta a la verdad.
Centrándonos en los datos de la pandemia y por aquello que decía León Trotski de que "Hay que analizar la mentira para llegar a la verdad", debemos empezar por decir que estamos aun en pandemia, tratarla con frivolidad solo nos puede llevar a complicarla, no porque lo digamos nosotros, la OMS hace unas semanas advirtió ante las desescaladas que se estaban produciendo en varios países europeos, que la pandemia no estaba controlada y que no había que descartar nuevas olas así como nuevas variantes, lo que es lógico si consideramos que las nuevas variantes se originan en los países con bajo nivel tanto de vacunación como de servicios sanitarios y de salud pública, situación que no está solucionada, ni mucho menos.


Es obvio que, en líneas generales, la variante Ómicron se está desarrollando con menores ingresos hospitalarios y en UCI, aunque con una mayor presión sobre Atención Primaria, lo cual es debido fundamentalmente a los niveles de vacunación. Pero bajemos a la realidad concreta que padecemos en Canarias, siguiendo la tendencia que hay al descenso de la curva de contagios los datos de Canarias están sesgados y eso lo podemos analizar con algunos ejemplos basados en datos oficiales.
El sábado 15 de enero, día anterior al del anuncio del inicio del descenso de los contagios, hubieron 6.327 contagios y se hicieron 18.447 test, al día siguiente 16 de enero se detectaron 2.511 contagios pero se hicieron solo 7.886 test y desde entonces se siguen haciendo menos test. No hacer cribados, ni rastreos, ni trazabilidad se traduce lógicamente en que hay menos casos diagnosticados a lo que hay que sumar que se traslada la responsabilidad de la pandemia a la ciudadanía diciéndole: "compre de su bolsillo un test, diagnostíquese y si le parece nos llama por teléfono que si podemos se lo cogeremos".
El 31 de enero hubieron 625 contagios y solo 3.608 test, si se observan los datos oficiales, desde el día 15 en el que se llega a un pico de contagios se decide hacer menos test, de entre unos 14.000 – 16.000 test que se hacían a diario, menos los fines de semana, se pasa a un, aproximadamente, 40% menos de test ¿hay una bajada real de la curva de contagios?, no aparece patente, se hacen menos test y por eso hay menos diagnósticos.
Otro ejemplo, el lunes 7 de Febrero teníamos 578 contagios con 3036 test, pero el martes 8 teníamos 1.446 contagios, se habían más que duplicado, y es que se habían hecho más del doble de test, 7.932. En consecuencia, como estaba subiendo la curva, pues se volvió a lo de hacer menos test y así tenemos que el domingo 13 solo hay 459 contagiados con solo 3.375 test.
No estamos diciendo que no se esté en fase de descenso de la curva, pero con los trucos que comentamos no podemos evaluar con precisión la situación real de los contagios, sobre todo cuando llama la atención que no exista una bajada de ingresos hospitalarios, en UCI y de muertes en correspondencia con la evolución clínica de las personas contagiadas.
En cuanto a la mortalidad, en los 15 primeros días de febrero ha habido ya 105 fallecimientos y en enero se había producido la enorme cifra de 268 muertes, mientras que, en todo el mes de octubre anterior, se produjeron 12, en noviembre 31 y en diciembre 87. Al ritmo que sigue la mortalidad en febrero tendremos más muertes este mes que en los últimos 3 meses del año 2021 que fueron 130, más que duplicados en el primer mes del año en curso.
Otro truco o triquiñuela es la cantinela semántica de si los fallecimientos han sido con o por Covid, pacientes que tienen una enfermedad de base como una EPOC, un asma o una enfermedad con inmunodeficiencia o de otro tipo, ¿quién puede decir que el coronavirus no los ha llevado a la muerte?. Canarias es la comunidad española cuya población vive menos años libre de enfermedad (58.2 años. Ministerio de Sanidad 2017 vs 72 para España. OMS 2016) y la única que no ha sido capaz de mejorar el índice que la mide, el índice AVAD (años de vida ajustados por discapacidad), desde la última edición en 2007.
Las enfermedades crónicas no transmisibles, que tienen mayor prevalencia a medida que se desciende en el nivel socioeconómico, han tenido un deficiente control durante la pandemia, por la sobrecarga asistencial soportada por una sanidad pública sin capacidad resolutiva por los recortes. Muchos pacientes crónicos se descompensan de su enfermedad y son además más vulnerables a la Covid. No caben los distingos señalados, sobre todo cuando la responsabilidad recae en la pésima gestión de muchas décadas tanto en lo que se refiere a los dispositivos de asistencia sanitaria como en cuanto a las políticas de Salud Pública en Canarias.
Para terminar, otra engañifa de "las autoridades canarias" en lo que se refiere al semáforo epidemiológico y los niveles de riesgo. Observamos que Canarias, según los parámetros aprobados por el Consejo Interterritorial de Sanidad y por el Gobierno de Canarias, está en riesgo extremo pero "como estamos en tiempo de Carnavales" dichas "autoridades canarias" cambian las restricciones de los niveles disfrazando los niveles, el 4 es el 3, el 3 es el 2 y el 2 es el 1, u otras variaciones como las que acaban de implantar a partir del viernes pasado. Si no estuviéramos en una situación tan grave pensaríamos que es una broma pero como lo proponen en serio debemos preguntar: ¿en qué quedamos, a más riesgo más medidas, o es al parecer todo lo contrario?, se está jugando con la información a la ciudadanía, están disfrazando al coronavirus con la imagen que dictan los intereses económicos de las patronales.
No olvidemos que todavía no sabemos todo del coronavirus, cada día nos sorprende con algo nuevo, que hay un 40% de asintomáticos que también contagian y que el aislamiento es fundamental. Un representante de los empresarios de Madrid hablaba de que la cuarentena tenía que ser de solo 4 días y luego resultó que el monarca Felipe VI después de 7 días seguía siendo positivo (lo que era perfectamente conocido por la ciencia epidemiológica) al hacerle un test antes de ser dado de alta (algo que no se le hace al ciudadano de a pie). Esperamos que de ese privilegio se derive una corrección a la patronal y no siga primando su economía sobre la salud pública.
Tampoco podemos olvidar que la pandemia debemos seguir abordándola con las medidas generales de mascarillas, restricciones de aglomeraciones, de aforos en espacios cerrados, con el rastreo y aislamiento de positivos y contactos, con la vacunación y, por supuesto, reforzando la Sanidad Pública, especialmente la Atención Primaria. ¡Eso debe ser lo fundamental!

Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Canarias

Valora este artículo
(0 votos)

Diseñado por CUADRADOS · Estudio de diseño web en Canarias

© Canarias24Horas S.L. | Todos los derechos reservados.