Viernes, 24 de Mayo 2019 

Canarias24Horas.com


More information Cialis Online
24 Feb

EL REPELENTE NIÑO TERTULI- una rayita – ANO

Me hace recordar a un colorín – hoy cómic – de los que se leían en mi lejana infancia y que recreaba la figura del alumno chivato, adulón, acomplejado y medio sabiondo- puede escribirse con hache intercalada, que es el caso que nos ocupa - que acusaba a sus colegas de cualquier robo de un bolígrafo (un gran invento) ante los profesores para que el infractor recibiera el castigo adecuado: de rodillas de cara a la pared con orejas de burro y un cartel a la vista de todos, una buena mano de goma, o escribir quinientas veces que no lo haré mas; por supuesto: a los alumnos díscolos de familias dudosas, porque desde siempre hubo distinciones e indulgencias, fianzas y dilaciones, lo que dio lugar al abandono de las aulas de mucha gente con talento, una premonición a la furia destructora que precedió a la crisis, la penúltima, la del cemento y las normas subsidiarias, urbanisticamente hablando.

Y parece que el tiempo no ha pasado, ya que puede contemplarse a ese espécimen, el repelente con gafas de culo de botella, en la tele, triunfando y pontificando (...) y defendiendo lo indefendible: a los corruptos, desde Bárcenas, pasando por Urdargarín o del verbo florido de su exjefe – nuestro presidente- del que fue albacea propagandista. Y, encima, es catalán fenicio, cual familia Pujol-Pitufo, versión castellana dura. Y es, oh, director de un medio periódico (...) que razona lo que le conviene. En mis tiempos, este repelente era el mascota que poco tiene que ver con los animales de compañía, o sí; sólo le falta hablar. Un sicario dispuesto a todo. Un vomitivo, para entendernos.

Me refiero, naturalmente, al director de LA RAZÓN, un panfleto fascista que niega lo evidente, que tiene sus suscriptores fijos y que se mantiene porque nada pasa en vano, y siempre habrá un alma caritativa que colabora. Y lo contratan, a lo mejor sin cobrar, en una cadena de las innumerables teles obscenas para cumplir con la falsa pluralidad. El, el repelente, a lo suyo: "tengo casa porque estudié", dijo en una de esas conversaciones. Vale. Por esa regla de tres o cuatro, no habría desahucios, ni gente en la calle protestando sin tener la deferencia de llamar a los obispos (falta de educación) y se cumpliría un mandato constitucional, que dice que todo españolito/a tiene derecho a una vivienda digna. Pero el mascota, con una cara de tiesto que repele y pa mi que con mal aliento, sigue pensando (...) que es la chusma la que quiere la ruina de Spaña y que el tiene una casa propia – ya se dijo – porque ha estudiado. Una tesis doctoral que sentará jurisprudencia. Soy el director de LA RAZÓN, un diario liberal, como La Guirre o El Duque, a proponer, Gallardón o Pons, o Soria, el canario, por decir algo. Uno de los nuestros que hará carrera como Guanaterme el traidor histórico. Todo se repite.

En mis tiempos, a este adulón impresentable (...) se le hubiera sometido al tormento más esencial que consistía en que la pandilla lo acorralaba, se le aprisionaba el escrotillo (hoy antesala de la próstata) y se le ordenaba que silbara o que rezara lo que supiera, que lo sabía, y el elemento, dolorido, intentaba imitar a un gomero sabio mientras el mascota se reía cruelmente. El torturado se rendía a la evidencia y logró escapar a la ciudad, dónde estudió técnicas muy modernas, se compró una casa, se hizo un hombre formal y así hasta la fecha, en que aparece con el mismo careto, aunque ya ha pergueñado su venganza, lenta e implacable. Y ha diversificado su particular concepción, perdón, de la economía en la tele que tanta cultura ha derramado.

Ahora mismo, el del trauma infantil, defiende en un medio de incomunicación que Bárcenas es un hombre honrado, que el Duque sigue siendo duque y que la culpa es del plebeyo, que la infanta nada tiene que ver, la pobre; que la Casa Real no es responsable de nada, que don Mariano es un pico de oro y que Rubalcaba es un calvorota inútil; que las exportaciones van creciendo, que rectificar es de sabios, que el pueblo sabrá recompensar estos sacrificios que vienen de atrás, que Valencia es la tierra de las flores, de la luz y del amor y que de Madrid al cielo. Y que él tiene una casa porque estudió. O sea, dice el hombrito, usted estudie y tendrá una casa; palabra de honor. Va para ministro de vivienda o similar.

Y no hace falta ser de izquierdas, de derechas o de centro (...) para entender lo que uno intenta escribir. Ni apolítico. Este espécimen – catalán, por cierto – es el que cobra por llevarle la contraria a los cientos de miles de personas (judicatura inclusive) que se manifiestan en la calle (menos en Maspalomas y Los Gigantes con su cuaresma y su carnaval) contra la sinrazón de lo que se está sufriendo. El que pone su cara de traumático monaguillo para despotricar contra todo lo decente, para negar que haga frío o afirmar que Sor Aya fue excelente jugadora de baloncesto en sus años mozos. Para ser el mascota de la pandilla, el delator, el adulón o La Náusea, novela que, supongo, tuvo que leerla en su etapa de estudiante de periodismo.

Y a fuerza de trabajo, tenacidad y con una conducta intachable, nuestro protagonista ha llegado a ser director de LA RAZÓN, que no requiere fuerza. Y punto.

Y ya de amanecida, llega un isleño que estuvo en los carnavales disfrazado de drag y solicita que le apunten – en un papelito- la Primitiva, que es toda una declaración de intenciones futuras o pasadas. Tanto da.

Juan José Dorta

Valora este artículo
(0 votos)

Diseñado por CUADRADOS · Estudio de diseño web en Canarias

© Canarias24Horas S.L. | Todos los derechos reservados.