Jueves, 18 de Julio 2019 

Canarias24Horas.com


More information Cialis Online
13 Abr

Telde tiene solución. Lo repito con insistencia desde hace tiempo, no es que sea una frase elegida como slogan sacada de un laboratorio de marketing político, sino una irrevocable convicción de que, ante la insistencia de muchas personas de dentro y de fuera del municipio que me trasladaban justo lo contario, el esfuerzo común y una adecuada hoja de ruta sacarán a la ciudad del pozo en el que la han metido.


Focalizar los grandes objetivos no resulta comlplicado. Lo difícil es desviar la mirada de los más de 15.000 teldenses que no tienen empleo y de la desarticulación social que eso ha supuesto. De los datos de Cáritas denunciando que se ha cuadruplicado la pobreza y la exclusión social en el municipio. De una urbe sucia y descuidada. De unos ciudadanos asfixiados por los impuestos. De un tejido empresarial que se siente abandonado. De un descrédito insostenible de la actividad política. De la nefasta imagen general que se tiene de un lugar maravilloso como Telde.
Uno de los grandes retos que tenemos por delante es la perentoria modernización del Ayuntamiento. Desde hace demasiado tiempo, Telde padece un Ayuntamiento alejado de la gente, sumido en guerras intestinas de un Gobierno de tres cabezas, cada una de las cuales piensa en salvar su trozo del pastel, olvidando su función: la de servir a las y los teldenses. Un Gobierno sin rumbo en un Ayuntamiento arcaico y lleno de vicios por su anquilosamiento.

Necesitamos un Ayuntamiento eficaz, que tenga por bandera la transparencia y la participación real de los ciudadanos. Un Ayuntamiento pensado por y para ellos. No como una frase hecha, vacía de contenido, sino una gran verdad como única fórmula de regeneración política del municipio. Además, centralizar toda la actividad del Consistorio en un mismo edificio, el situado en El Cubillo, representa una magnífica oportunidad para maximizar sus recursos, crear sinergias entre las diferentes áreas y, por fin, instalar nuestro máximo órgano de gobierno y gestión en el siglo XXI, con una apuesta inequívoca por las tecnologías de la información y de la comunicación. Indispensable.
Desde ese Ayuntamiento refundado, que mantendrá sus puertas y ventanas abiertas de par en par como antídoto frente a la corrupción, reactivaremos la economía de Telde. El Consistorio tiene que apostar decididamente por el desarrollo económico de la ciudad, siendo un verdadero catalizador en la generación de empleo. Esta tarea es inasumible sin el concurso del tejido empresarial -pequeños y medianos empresarios, comerciantes, autónomos, emprendedores- y sin la modernización y reconversión de nuestros polígonos industriales en auténticas zonas empresariales. Apostar por el empleo no es un brindis al sol, sino una realidad ya plasmada en otros municipios de Gran Canaria.
Recuperar la esencia de la política, colocando a las personas en el centro mismo de todas nuestras acciones se convierte hoy en una urgencia social. Las familias con dificultades para cubrir sus necesidades básicas –de alimentación, de suministros como el del agua y la electricidad, de vivienda- encabezan la lista de nuestras preocupaciones. La calidad de vida de los habitantes de Telde y la solución a sus problemas debe ser el fin último de nuestra actividad diaria.
La vertebración social, tan golpeada en nuestra ciudad en estos últimos años, se muestra como fundamental para ello. Resulta capital recuperar el tejido asociativo. La cultura, el deporte o la lucha por la igualdad de género son solo algunas de las manifestaciones que cohesionan la vida de una comunidad, siendo esta cohesión el elemento que impulse el desarrollo y la prosperidad, siempre sostenibles, desde un sentimiento de pertenencia y orgullo.
Ese camino de progreso que queremos recorrer no se entiende de otra forma que no sea abrazando la sostenibilidad, entendida en la más amplia acepción del término. Cuidando siempre a las personas, y por ende nuestro territorio. Telde, en su gran extensión y su enorme riqueza natural, debe pelear por convertirse en bandera del respeto medioambiental, atrayendo una actividad turística responsable en esta materia. Aquí, la senda está clara: la Mancomunidad del Sureste.
No estoy en la política para engañar a nadie. Alcanzar estas metas, del todo irrenunciables, no es una tarea sencilla, ni existen soluciones mágicas. Depende del empeño de todos y de la conformación de un Gobierno, por fin, fuerte y estable. Trabajaremos mejor y creceremos antes con un respaldo amplio de la ciudadanía. Nos acercamos al momento clave en el que nuestra decisión puede ser de utilidad práctica para mejorar nuestras vidas y el estado de la ciudad que habitamos y queremos, desterrando tantas cosas de las que no podemos estar ya más hartos. Suelo visualizar una escalera que subiremos peldaño a peldaño, y cada uno de ellos reforzará la acometida del siguiente. Juntos, con humildad, honradez y esfuerzo, recuperaremos la autoestima colectiva y el orgullo de ser teldenses.

Carmen Hernández

Candidata a la Alcaldía de Telde por Nueva Canarias.

Valora este artículo
(0 votos)

Diseñado por CUADRADOS · Estudio de diseño web en Canarias

© Canarias24Horas S.L. | Todos los derechos reservados.