Miércoles, 25 de Mayo 2022 

Canarias24Horas.com


More information Cialis Online
21 Ene

¡Cuidado! El castrismo cubano ha sido más que una dictadura, es un sistema perverso que ha sabido nutrirse de sus experiencias propias (más de 60 años en el poder) y de regímenes inhumanos como Corea del Norte. He allí la diferencia de las tiranías tradicionales que azotaron al planeta el siglo pasado. Aunque llegó a través de las armas ha sabido manipular herramientas democráticas como el voto, vocablos y organizaciones sociales para aferrarse al poder, controlar hasta el más mínimo movimiento de los isleños.
Tampoco ha sido inconveniente para éste cruento gobierno la falta de recursos propios, ser una isla de modesta magnitud, ni su ubicación geográfica, también ha sabido sortear sus crisis económicas aliándose con regímenes hermanos, por mucho tiempo la Unión Soviética (extinta en el mapa, pero viva políticamente) y ahora, en el siglo XXI, usufructuándose del millonario chavismo venezolano. También ha mantenido relaciones comerciales con infinidad de países europeos y sus respectivos sectores privados. Sus sangrientos tentáculos han llegado a todo el mundo.


Venezuela es un digno ejemplo de su inmenso poder, esta nación sudamericana, tacita de oro durante el Siglo XX, receptáculo de inversiones, inmigración, potencia petrolera, abrió sus puertas, por medio de Hugo Chávez, a los Castro, 22 años después la democracia y la constitucionalidad desaparecieron, Venezuela es hoy el peor éxodo del mundo, la peor inflación, la descalidad de vida más acelerada, padece de una cruel casta política aferrada al poder a través de la violencia institucionalizada.
Además, el castrismo no se ha conformado, aprovechando la infinita riqueza natural de Venezuela, su oscuro manejo, ha penetrado todo el continente americano financiando y asesorando a personeros y movimientos políticos con la finalidad de obtener el poder. Lo grave es, lo hemos dicho antes, es que, durante Chávez, la bonanza petrolera permitía edificar populismos regionales, pero tras la quiebra (por corrupción y desidia) de la petrolera venezolana (Pdvsa) con Maduro los recursos son menos generosos, sin embargo, la misión es hacerse del poder y aferrarse a él al mejor estilo castrista.
Tampoco es sorpresa que américa le ha quedado pequeña, su apetito de poder lo ha hecho llegar a todos los continentes, a todas las potencias, no tiene límites. La modalidad en el siglo XXI es "la constituyente", el discurso de la diversidad de género, el ambientalismo, todo aquello que le sirva para manipular ¡Cuidado! @leandrotango

Lic. Leandro Rodríguez Linárez

(Politólogo)

Valora este artículo
(0 votos)

Diseñado por CUADRADOS · Estudio de diseño web en Canarias

© Canarias24Horas S.L. | Todos los derechos reservados.